¿Tiene usted el perfil de un franquiciado?

Tiene usted el perfil de un franquiciado

 

Cuando un inversionista adquiere una franquicia, en líneas generales, se beneficia, entre otras cuestiones, de la imagen de una marca, de un know-how (la experiencia) y de economías de escala (por pertenecer a una red).  Por estas razones, la mayoría de las franquicias son exitosas. Sin embargo, no todo es un camino de rosas; por eso, antes de ponerse a examinar sectores, marcas y mercados, lo primero que debe hacer es analizar sus posibilidades y su perfil como futuro franquiciado. Es decir,  como empresario.

Lo primero a considerar es si usted está dispuesto a pertenecer a una red de franquicia, lo que implica que al entrar a ese sistema usted deberá  asumir una serie de normas. Tenga claro que aunque el  franquiciado es independiente pues su relación con el franquiciador no es la de empleado-empresa; usted sí  formará parte de una red que se rige por una serie de pautas internas marcadas en el contrato de franquicia y que a su vez, determinará sus futuras relaciones  con proveedores, clientes, empleados, etc.

¿Qué tipo de relación quiere establecer con la marca?

Existen  franquicias que sólo buscan inversores,  mientras que otras prefieren contar con gestores que se dediquen 100% al negocio. Por tal razón, es necesario que usted se pregunte si está decidido a dedicarse exclusivamente al negocio o de manera parcial. No son iguales los riesgos y exigencias de cada caso.

¿Posee usted capacidad e interés para aprender cosas nuevas y adaptarse al cambio
Muchas marcas buscan candidatos con cierto perfil para venderles la franquicia pero también es cierto, que otras tantas prefieren asociados inexpertos, pues consideran que los  que ya han trabajado en actividades similares pueden tener problemas para adaptarse al sistema de franquicias por considerarse sabios y expertos.

Lo que sí es indispensable, para todas las franquicias es que el emprendedor esté dispuesto a aprender cosas nuevas y a adaptarse a los cambios que marcarán tanto el mercado como la central franquiciadora.

¿Qué debe considerar para decantarse por alguna opción de negocio?

Una vez que ya ha respondido las preguntas anteriores, el siguiente paso que deberá dar es definir es cuáles son los sectores en los que existen opciones de negocios para usted.  Para eso, es recomendable seleccionar los dos o tres que más le atraigan. ¿Qué debe valorar en ellos?

  1. El tipo de actividad que le interesa:

Valore las oportunidades de crecimiento que ese negocio tiene en el mercado, evitando así decidirse por áreas ya saturadas en las que las ventajas competitivas de las marcas no son muy distintas.  Analice aquellas franquicias cuyo concepto de negocio sea innovador, aunque opere en mercados consolidados.

Analice además, si optará por una franquicia de producto o de servicio. Elegir una u otra implica, en muchos casos, conceptos de gestión diferentes, así como también, inversiones y condiciones contractuales distintas.

Considere también si puede elegir por una opción de negocio que requiera tener local; en cuyo caso, se afectará el costo de su inversión y el período de la recuperación de ésta.

  1. Los recursos que posee:

Es importante que calcule con precisión, el monto de dinero necesario para hacer frente a la inversión  y para mantenerse mientras ésta genera dividendos. No corra riesgos ni coloque a su familia en situaciones comprometidas, si no cuenta con capital suficiente.

  1. Evalúe si su perfil se adapta a las exigencias del franquiciador:

Tenga claro cuál es el perfil que demanda la marca que usted ha elegido y pregúntese si es compatible con usted como inversor.  Asegúrese de que la franquicia ya tiene otros establecimientos propios y franquiciados,  que han resultado exitosos.  Investigue también, el tipo de apoyo y asesoramiento especializado que recibirá como asociado.



No hay comentarios

Deja un comentario