Paradigmas gerenciales en el liderazgo tradicional

Paradigmas gerenciales en el liderazgo tradicional

El estilo gerencial tradicional, es propio de directivos caracterizados por dar órdenes, cuestionar y reclamar; en lugar de escuchar a los empleados y  de conocer a fondo, los procesos de trabajo. Es propio de organizaciones que consideran que gerenciar es un privilegio y  a las que no les preocupa la satisfacción de los clientes. Este estilo de liderazgo se expresa en los siguientes paradigmas gerenciales:

  1. La Calidad no es responsabilidad de la alta gerencia:

    La alta gerencia no se compromete con la Calidad, sino que la delega en otra persona de la organización.

  2. Se asume que se conoce a la perfección, los requerimientos de los clientes:

    En consecuencia, todas las decisiones son tomadas sin considerar el mercado ni las necesidades y expectativas de los clientes.

  3. Se considera normal que las cosas deben repetirse hasta que salgan bien:

    Los errores son percibidos como algo normal y necesario; no se trabaja para detectarlos y reducirlos. Se tiene confianza en que al final, tarde o temprano, todo saldrá bien.

  4. No se le da importancia a los altos costos que genera un producto o servicio de mala calidad:

    Se desconoce cuánto se gasta por mantener las fallas internas y externas, cuánto se gasta por inspección y en prevención.

  5. Los arreglos sólo se hacen una vez:

    No se hace mejoramiento continuo.

  6. Se asigna la responsabilidad de la calidad a un determinado departamento:

    El resto de los empleados no sienten que su desempeño intervenga o afecte la calidad del bien o servicio ofrecido.

  7. La gerencia es reactiva:

    Lo que interesa son los efectos y no las causas. La contribución del trabajador se evalúa en relación a su obediencia y logro de alcances establecidos.

  8. Sólo importan los beneficios a corto plazo:

    El único objetivo es el retorno de la inversión los más pronto posible y con pocos riesgos. Lo principal son las utilidades a corto plazo, sin tomar en cuenta la responsabilidad social de crear, desarrollar y mantener puestos de trabajo.

  9. Relaciones con los empleados son adversas y antagónicas.

  10. No existe el trabajo en equipo:

    El trabajo es realizado principalmente, de manera individual o por departamentos: No existe el trabajo en equipo ni se le da la debida atención a la relación cliente-proveedor.

Esta forma de gerenciar genera bienes y servicios de mala calidad por lo cual, la gerencia se excusa en la falta de tecnología y modernización de la empresa. En consecuencia, en lugar de mejorar el desempeño de la organización, se despide continuamente al personal y se gasta mucho dinero en modernizar la empresa pero,  se continúa teniendo clientes insatisfechos.



Deja un comentario