Cuide la gestión del tiempo en su franquicia.

Cuide la gestión del tiempo en su franquicia.

En cualquier negocio o franquicia, el trabajo rutinario podría, en muchas ocasiones, verse incrementado por compromisos u obligaciones extraordinarias. En esos momentos, usted como propietario de la franquicia, podría sentir que el tiempo no le es suficiente; que pareciera que los días pasan muy rápido, sus 24 horas no dan abasto para todo lo que debe hacer. Por supuesto, no es que los días se han acortado, es que su planificación ha resultado inadecuada.

Son muchos los factores que inciden en una mala distribución del tiempo; hoy le ofrecemos algunos consejos, que seguramente, le serán de utilidad.

  • Mantenga ordenada su zona de trabajo.

    A lo largo del día se le irán acumulando papeles sobre su escritorio, por eso es recomendable que diariamente dedique unos minutos a seleccionar lo que puede archivar o desechar y así liberará espacio para otros documentos de mayor importancia. Tenga algún mecanismo para mantener sus documentos organizados de acuerdo a sus prioridades y a las necesidades de la franquicia.

  • Mantenga actualizada su agenda y respétela.

    Llevar una agenda diaria, permite organizar y distribuir todas sus actividades sin que alguna interfiera con otra. Aproveche las novedades que la tecnología le ofrece para tener su agenda a mano, en su teléfono inteligente y para permitir que el equipo de trabajo de su franquicia tenga acceso a ella de manera online.

  • Defina con precisión las metas y objetivos que desea alcanzar en determinado plazo.

    Así tendrá claro qué hacer y cuándo, con lo cual habrá logrado establecer prioridades . De esta manera, al culminar el día, habrá cumplido las actividades planificadas y logrado con éxito, las metas propuestas; así como también, habrá evitado la omisión de tareas importantes.

  • Identifique las horas en las que usted resulta más productivo.

    Identifique las horas en las que usted rinde más para que planifique  realizar durante ellas, las labores que le resultan más complicadas.

  • Establezca períodos de descanso.

    Fije 15 minutos de descanso en varios momentos del día, así despejará la mente y podrá cumplir con sus obligaciones de manera más relajada. Permanecer sentado largas horas frente a la computadora podría cansar su vista y restarle creatividad y concentración en la ejecución de sus labores.

  • Identifique sus factores de distracción.

    Identificarlos le ayudará a evitarlos. Generalmente las interrupciones y llamadas telefónicas podrían convertirse en sus principales focos de distracción. En consecuencia, establezca mecanismos para minimizarlos y oriente a sus empleados al respecto.

  • Acuda sólo a las reuniones que le resulten indispensables.

    No planifique varias reuniones en un mismo día, esto le restaría productividad.

  • Evite el multitasking.

    Estar involucrado en varias tareas de manera simultánea, hace que le resulte difícil concentrarse y probablemente pierda la motivación con la que inició su actividad.

  • A la hora de afrontar sus tareas, mantenga un equilibrio entre las actividades importantes y urgentes.

    Tareas urgentesson las que exigen atención inmediata y  ponen a prueba la capacidad de respuesta momentánea. Por otra parte, tareas importantes son las que nos llevan a cumplir el objetivo final de la empresa. Pueden ser a corto o largo plazo y ponen a prueba la capacidad de respuesta futura frente a los obstáculos que se van presentando.

Una manera de ayudarlo a diferenciar tareas urgentes de las importantes es considerar los siguientes criterios:

a. Una tarea será Urgente e Importante si hay que solucionarla cuanto antes.

b. Será Urgente y No Importante si puede ser delegada en otros.

c. Será No Urgente e Importante si puede ser pospuesta.

d. Será No Urgente y No Importante si puede olvidarse o dejarse para lo último.

“Las tres cosas más difíciles de este mundo son: guardar un secreto, perdonar un agravio y aprovechar el tiempo” (Benjamín Franklin)



No hay comentarios

Deja un comentario