Conoce datos interesantes sobre la visa de inversionista EB5

visa de inversionista EB5

 

En artículos previos, hemos descrito las visas E1 y E2, las cuales permiten a los inversionistas vivir y trabajar legalmente en Estados Unidos; pero, sin ofrecerles la posibilidad de obtener la residencia permanente. Sin embargo, la visa de inversionista EB5 sí permite obtener la residencia legal permanente en los Estados Unidos. Por esta y otras características y beneficios de la visa EB5, te traemos hoy datos interesantes sobre ella.

 

Requisitos para obtener la visa de inversionista EB5

Para poder obtener la visa de inversionista EB5, el inversionista extranjero debe realizar una inversión de capital que beneficie a una entidad de negocios de los Estados Unidos. El monto de la inversión dependerá de la ubicación del negocio que recibirá la inversión; así como del tipo de negocio. Generalmente, el capital invertido es de un millón de dólares.

Sin embargo, si la inversión se realiza en zonas económicamente deprimidas llamadas Áreas Específicas de Empleo (TAE) o áreas rurales; el monto mínimo requerido es de 500 mil dólares.

En ambos casos, las inversiones deben conducir a la creación de 10 puestos de trabajo a jornada completa en los Estados Unidos por un mínimo de 2 años.

 

Beneficios de la visa de inversionista EB5

  • Tiene menos restricciones que cualquier otro programa de visas en el mundo.
  • No hay requisitos con respecto a la edad, formación de negocios, habilidad administrativa, u otra experiencia, ni requisitos de habilidades lingüísticas.
  • No requiere de futuras recalificaciones.
  • Los inversionistas no tienen obligación de aceptar un empleo.
  • Se cuenta con los beneficios educativos para los residentes permanentes.
  • El cónyuge y los hijos solteros menores de 21 años, recibirán también, la Residencia Legal Permanente en los Estados Unidos.
  • Los Residentes Permanentes Legales con el programa EB-5 disfrutan de los mismos beneficios como cualquier otro residente de los Estados Unidos, excepto el derecho al voto.
  • Los residentes permanentes no necesitan estar continuamente presentes en los Estados Unidos. Pueden mantener relaciones de negocio o profesionales en su país de origen.
  • Los dueños de la inversión EB-5 podrán trabajar, vivir o ser dueños de sus propias empresas en cualquier lugar de EE.UU.  No deben limitarse a la ubicación donde se efectúa la inversión EB-5.
  • No se requiere que los inversionistas inmigrantes participen en la administración diaria de sus inversiones. Pueden hacerlo como socios de responsabilidad limitada y dedicarse a otras empresas personales o profesionales.
  • Si el inversionista y su familia quisieran convertirse en ciudadanos de EE.UU., el tiempo que hayan permanecido como residentes permanentes condicionados se acredita a los cinco años de residencia exigidos.
  • Como residente permanente, el inversionista y su familia son libres de regresar a su patria para visitas o negocios. Sin embargo, deberán mantener un domicilio en los Estados Unidos.

Contacta a nuestros asesores y conoce las inversiones que te ofrecemos para que puedas optar por una visa de inversionista EB-5 y, con ella, conseguir la residencia permanente.



Deja un comentario