México y Brasil destinos atractivos para la inversión extranjera