Bogotá y Santiago de Chile ciudades ideales para invertir