¿RSE o Filantropía?

RSE o Filantropía

Muchas empresas confunden la Responsabilidad Social con la Filantropía; por eso, hoy trataremos de establecer con claridad, lo que las diferencia.

A nivel corporativo, la Filantropí­a es el recurso dado a organizaciones humanitarias, personas o comunidades, directamente o a través de ONG’s no lucrativas; con el propósito de mejorar la existencia de las personas y de todos los seres vivos.

Por su parte, la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es  la contribución activa y voluntaria de las empresas para el mejoramiento social, económico y/o ambiental, con el objetivo de mejorar su situación competitiva y su valor añadido. Sin embargo, no debe confundirse  con acciones que representan marketing, estrategia de relaciones públicas o simplemente gestos de bondad; pues en realidad se trata de un mandato ético vigente que amerita un compromiso con los distintos grupos de interés y  con sus inquietudes, necesidades y, más aún, soluciones.

El éxito de la Responsabilidad Social Empresarial está asociado a su estructura y al establecimiento de sus metas bajo la orientación de los gerentes y directores de la empresa. Para que sus acciones generen impacto tanto dentro como fuera de la empresa, debe considerarse siempre, sus metas y estrategias, con visión a largo plazo y prestándole igual dedicación y atención como la que se le presta a las actividades de producción o de inversión.

Existen varias modalidades de RSE. Algunas empresas llevan a cabo programas dirigidos a sus colaboradores internos, para promover en ellos iniciativas. Otras, involucran a sus proveedores en actividades de defensa y orientación para los consumidores, conservación ambiental y hasta en la colaboración con gobiernos locales y organizaciones comunitarias que atienden problemas tan importantes como la desnutrición, la explotación infantil, etc.

No es difícil dar el primer paso; sólo es necesario salir del confort de la filantropía. Para ello, le presentamos 6 pasos para la RSE.

1. Piense muy bien, qué puede hacer la empresa por la comunidad.

2. Estreche sus relaciones y lazos con sus grupos de interés.

3. Aunque la responsabilidad social, generalmente se inicia con actividades filantrópicas, no permita que también se convierta en su objetivo final.

4. Recuerde que, a diferencia de la filantropía, que crea dependencia; la RSE genera compromiso.

5. Evite acciones que generen en la comunidad dependencia con su empresa.

6. No permita que su empresa la RSE sea considerada un gasto propio de la gestión de ésta.



Deja un comentario