Recomendaciones para el franquiciado

INFOGRAFIA-invertir-en-una-franquicia-preview

Emprender una franquicia es un proceso largo de sumo cuidado es necesario la investigación del mercado en el que se va decidir colocar no sólo, un caudal de dinero sino  horas de esfuerzo, antes de inclinarse por un ramo o otro, hay que buscar si le apasiona lo que se va hacer. Esa decisión le acompañará para toda la vida o por lo menos por un buen tiempo de ella.

La franquicia establece numerosas ventajas a la hora de reducir riesgos empresariales propios del inicio y persistencia de toda actividad. Las cifras de las ganancias en todo el mundo no se equivocan, las franquicias son una posibilidad segura de producir dinero sólo en México se habla de 10 mil millones de dólares en ventas anuales, lo que se traduce en más del 6 por ciento del PIB, según José Luis Navarro Chinchilla, presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias.

Una vez determinado en qué nicho se desea invertir, se tiene que pasar a realizar un estudio de mercado para averiguar los negocios potenciales que se mueven en este entorno y analizar su éxito. Si decidió iniciar una franquicia de talleres mecánicos debe ir a uno ya establecido observar y sacar sus propias conclusiones

Recomndaciones para el franquiciado globofran

Cuando ya la franquicia que estudió le convenció, es el momento de contactar con el franquiciador para solicitarle el envío de toda la información necesaria para poner en marcha el negocio. En este punto, es recomendable unirse a una gestoría o asesoría especializada en franquicias

El franquiciador deseará concertar una entrevista. En ella se debe analizar y comentar los requisitos del franquiciador para buscar la solución que mejor se adapte al territorio donde quiera abrir la franquicia. Negocie, las condiciones, salvo franquicias muy consolidadas, no son inamovibles.

El emprendedor que abre una franquicia pese a ser una fórmula de negocio consolidada, probada, rentable y encaminada a alcanzar el éxito, también encuentra obstáculos en su camino, es importante tenerlo en cuenta.

Luego de superar todos los requisitos solicitados por el franquiciador con en el que desea trabajar toca escoger la ubicación, este punto es la columna vertebral del negocio. Es importante cumplir con las especificaciones de espacio solicitadas y entender que el análisis de la zona donde desea abrir el negocio debe estar acorde con el ramo.

Una vez que ambas partes estén de acuerdo y con las condiciones claras, se debe firmar el contrato de franquicia. Deberá abonar al franquiciador la cantidad pactada por adelantado. Los materiales de trabajo serán adicionales y correrán a cuenta del franquiciado, salvo que se estipule de otro modo en el contrato.

La gestión y contratación de empleados será trabajo del franquiciado, ya que en términos generales, el negocio será suyo. Este aspecto se  debe revisar muy bien. La mejor manera de saberlo es realizando cada una de las actividades dentro de la operación de la tienda. Desde la gerencia hasta la limpieza, sólo así se obtendrán tiempos de realización y podrá planificar adecuadamente los turnos y las funciones de cada empleado.

La cantidad y variedad de mercancía que se compra suele ser un punto de atención. Muchos franquiciados con todos los gastos que tienen al principio tienen la tendencia de incurrir en el error de no comprar la recomendación de stock total y esto es muy grave por que alteran las condiciones iniciales de captación de público al no ofrecer mercancía variada.

Ya con la “santa maría arriba” como se dice en el coloquial criollo, el negocio abierto, es un error común de los franquiciados el no prever una partida de imprevistos. Esto es importante en cualquier comercio, en la franquicia lo es aún más porque se arranca con unos gastos fijos muy elevados (royalties, canon de entrada, de mantenimiento, de publicidad) y se producen desajustes que iniciándose pueden ser muy graves y muy difíciles de solucionar si no se tiene a la mano la liquidez necesaria.

Por último, uno de los errores de los franquiciados más graves es creer que en vez de comprar una franquicia compraron acciones en la bolsa y que, sin esforzarse, obtendrán los mejores beneficios y eso es totalmente falso. La franquicia es un negocio blindado por todos los estudios y análisis que le rodean pero es un negocio que necesita constancia, trabajo y creatividad para sacarlo adelante.

COMIENCE UNA NUEVA VIDA EN ESTADOS UNIDOS INVIRTIENDO ADECUADAMENTE

Ingrese sus datos para ser contactado por uno de nuestros consultores

[contact-form-7 id=”19″ title=”Home Page Contact”]



Deja un comentario