Realidades y mitos de las franquicias

realidades y mitos de las franquicias

Las franquicias como modelo de negocio se presta, como muchos otros modelos, a generar mitos y conceptos que no  siempre responden a la realidad.

A continuación veremos un total de 14  realidades de las franquicias en forma de listado, para que usted pueda conocer el sistema de franquicias tal y como es.

1) No es un sistema totalitario

Es un contrato que se firma cuando ambas partes están de acuerdo, y es un contrato de mutuo beneficio tanto para el inversionista como para el franquiciador. Usted como posible inversionista tendrá además la posibilidad de elegir entre varias empresas franquiciantes, es decir, la decisión es libre.

2) No es problema de una sola persona, es problema de dos

Tanto el dueño de la marca, como el inversionista emprendedor son responsables al 100% del éxito y desarrollo del negocio.

3) No es una fórmula mágica de rentabilidad 

Si bien es cierto que las franquicias son considerados negocios rentables y seguros, es importante que se conozca que como cualquier otro negocio necesita tiempo y paciencia para que llegue a un punto de equilibrio y pueda comenzar a ser altamente rentable.

4) No es un negocio de alto riesgo

Todo negocio tiene riesgos, pero cuando se trata de franquicias el riesgo que emprendedor va a tomar siempre va a ser menor que si inicia un negocio desde cero, pues las franquicias como negocios han sido comprobadas con éxito a lo largo de un tiempo y están consolidadas en el mercado.

5) Ambas partes deben casarse

Deben casarse el dueño de la marca con el inversionista que compra la franquicia, aunque sea por el periodo de tiempo que establece el contrato, que generalmente es de 5 a 10 años con opción a renovación. Es decir no es una relación momentánea, es un compromiso.

6) Es una buena forma de hacer negocios

Usted puede ser dueño de su propio negocio,  hacer que su dinero trabaje para usted a través del sistema que le ofrece la franquicia,  y al contar con la constante asesoría de la exitosa empresa franquiciante se le hará aun más sencillo convertirse en un negociante.

7) Es un negocio basado en porcentajes 

Una vez realizada la inversión, el franquiciante cobrara un porcentaje de las ventas (royalty) a cambio de su asesoría técnica.

8) Es una perfecta mezcla entre emprendedor y empresarios

El sistema de franquicias se da gracias a la mezcla entre los emprendedores que desean iniciar un negocio propio, y empresarios profesionales que le proporcionan la seguridad y conocimientos técnicos y operativos para el negocio.

9) Es un negocio basado en la confianza

El franquiciante deposita su confianza en el inversionista, pues le otorga toda la información secreta y útil de la empresa que abarca todo su funcionamiento y éxito.

10) Es comercialmente atractivo para ambos socios

Cuando nos referimos a socios, hablamos del dueño de la marca y el inversionista. El principio de las franquicias se basa en “ganar-ganar”. El franquiciante se favorece porque su empresa con cada unidad de franquicia nueva se hará cada vez más sólida, y el inversionista recibe una empresa rentable y una asesoría completa del negocio.

11) Es un negocio que basa su éxito en la comunicación  

Debe existir una buena comunicación entre franquiciante-franquiciado para que la unidad de franquicia sea exitosa, y para que exista respeto mutuo y entendimiento entre ambas partes de la sociedad.

12)  No es un negocio únicamente para grandes inversionistas

Evidentemente, una franquicia no es una venta de garaje, es necesario tener un capital de inversión relativamente alto, sin embargo, hay muchas franquicias que se adaptan a distintos presupuestos y nivel de inversión, se pueden comprar muy buenas franquicias a partir de aproximadamente $120 mil.

13) No tiene que ser un experto en área o rubro de la franquicia que compre

Cuando se trata de una franquicia, puede permitirse aventurarse a escoger la que más le guste sin necesidad de ser un experto en el área o rubro de dicha franquicia, gracias a las ventajas que le  ofrecen: procedimientos comprobados, asistencia del franquiciante, capacitación y actualización permanente con seminarios y cursos, redes de franquiciatarios para intercambiar experiencias, publicidad y marketing diseñados por la casa matriz, etc.

14) No siempre la mejor opción es la marca más reconocida

Si bien es cierto que una marca reconocida puede atraer clientela gracias a su posicionamiento, la realidad es que un nombre no lo es todo para conseguir la rentabilidad del negocio.  Hay muchos factores por tomar en cuenta, como las horas de trabajo, el número de empleados necesarios, la ubicación del negocio, entre otros.

Es posible que estudiando bien las opciones, usted decida por una franquicia no tan reconocida, pero que se adapte perfectamente a su perfil y a sus necesidades.



Deja un comentario