¿Qué son los servicios financieros?

 

Servicios Financieros globofran_18julio_1024x512

 

Los servicios financieros se refieren al proceso y a las transacciones que se realizan cuando se va a adquirir un bien. Éstas pueden llevarse a cabo en diferentes ámbitos, tales como el sector bancario, el sector de seguros, el sector inmobiliario, de financiamiento al consumo, etcétera.

 

¿Cuáles son los tipos de servicios financieros?

  • Servicios de seguros y otros servicios relacionados:

    • Las empresas aseguradoras: Reúnen los montos (primas) que cancelan quienes tratan de asegurarse contra determinados riesgos y cubren los gastos de quienes han tenido algún evento cubierto por el seguro, como por ejemplo: accidente automovilístico, daños a bienes y mercancías aseguradas, etc.
    • Los reaseguradores: Pueden ser empresas o individuos con grandes capitales, acuerdan cubrir algunos de los riesgos asumidos por las empresas aseguradoras.
    • Los Intermediarios de seguros: Pueden encontrarse como agencias o corredores. Se encargan de contactar a las personas dispuestas a pagar para cubrir algunos riesgos, con quienes, por un determinado monto, están dispuestos a asumirlos.

 

  • Bancos y otros proveedores de servicios financieros:

    • Aceptan depósitos y fondos reembolsables y efectúan préstamos: Reciben dinero de sus ahorristas y lo prestan o reinvierten con la finalidad de beneficiarse con la diferencia entre lo que han de cancelar a los depositantes y los intereses que cobran a quienes recibieron el préstamo.
    • Administran sistemas de pago: Las instituciones bancarias y proveedores de servicios financieros permiten la transferencia de fondos y posibilitan otras transacciones. Así mismo, gracias a ellas es posible el pago de cuentas mediante tarjetas de crédito y/o de débito, cheques, y transferencias electrónicas de fondos.
    • Apoyan en las negociaciones: Colaboran con las empresas en la compra y venta de divisas y valores.
    • Emiten valores: Favorecen la captación de fondos a los prestatarios a través de la venta de acciones y de la emisión de bonos.
    • Gestionan activos: Asesoran a los clientes que los contratan para recibir asesoría especializada, en inversiones o lo hacen en nombre de ellos.

 

A pesar de la clasificación arriba descrita, no existen distinciones claras dentro del sector financiero.  De esa forma, las personas pueden simultáneamente, prestar o recibir  diversos servicios financieros. Por ejemplo: Un agente hipotecario de la industria inmobiliaria  puede asesorar a los clientes en el proceso de solicitud de un préstamo, con las características que se adapten a dichos clientes. Al mismo tiempo, esos clientes también pueden conseguir crédito a través de sus tarjetas o de un banco comercial. De igual forma, deberán adquirir pólizas de seguros a través de intermediarios o directamente con las empresas aseguradoras a fin de cubrir los riesgos que su actividad o inversión pueda enfrentar.

 

Como se desprende de lo ya tratado, la influencia de los servicios financieros, en el uso productivo del dinero es evidente. Para Irena Asmundson (Economista en el Departamento de Estrategia, Políticas y Evaluación del Fondo Monetario Internacional), gracias a ellos:

 

“En lugar de guardar el dinero debajo del colchón, los consumidores pueden entregar sus ahorros a intermediarios que pueden invertirlos en la próxima innovación tecnológica o brindar a alguien la oportunidad de comprarse una casa”.

 

 

Fuente: International Monetary Fund.

 



Deja un comentario