Paradigmas de la Gerencia necesaria

Paradigmas de la gerencia necesaria

El estilo de gerencia necesaria es el que está representado por gerentes que hablan poco, que siempre escuchan a sus empleados y observan minuciosamente cómo se desarrollan los procesos de trabajo. Con este estilo, se transforman los paradigmas gerenciales tradicionales en los siguientes paradigmas de la gerencia necesaria:

  1. Demostrar el compromiso y liderazgo de la alta gerencia:

    El factor clave para alcanzar la calidad es el compromiso de la alta gerencia. La calidad se produce desde arriba hacia abajo, siendo modelo de ésta. Con este modelo toda la gerencia se compromete y trabaja por el éxito, asegurando la disponibilidad de recursos como tiempo, capital y personas.

  2. Escuchar a los clientes internos y externos para determinar con exactitud sus requerimientos:

    Los servicios y productos se ajustan y adecuan al uso de los clientes.

  3. Hacer las cosas bien desde la primera vez:

    No hay espacio ni tiempo para el retrabajo; siempre se debe buscar disminuir el desperdicio de materia prima, tiempo y recursos económicos, haciendo las cosas bien desde el principio y cada vez.

  4. Identificar los costos de calidad y enfocarse en la prevención:

    Si se conoce el costo de las reparaciones, del retrabajo y de los reemplazos podrá diseñarse un plan para prevenir fallas y reducir costos debidos a la mala calidad.

  5. Mejoramiento continuo del proceso:

    Nunca se alcanza el tope de la calidad, siempre las cosas pueden hacerse de mejor manera. Se debe trabajar continuamente por mejorar todo lo que se hace y el cómo se hace. La meta ha de ser “Cero errores”.

  6. Tomar la calidad como responsabilidad propia de todos los niveles:

    Todos los procesos de la empresa influyen en la calidad del producto final.

  7. Gerenciar el proceso:

    El gerente debe trabajar constantemente en la mejora del proceso, con la ayuda de todos los empleados.

“El trabajo de la Gerencia no es supervisión, es liderazgo. La gerencia debe trabajar en las fuentes del mejoramiento, en el propósito de la calidad del producto y del servicio, y sobre todo el traslado de ese propósito al diseño del producto o servicio actual. … El enfoque solo en los resultados debe ser abolido, y poner en su lugar el liderazgo”.                                                      ( Deming)



Deja un comentario