Madre emprendedora, tarea difícil pero no imposible

madre emprendedora 13mayo_1200x624

 

La madre emprendedora, es una mujer que independientemente de la edad de sus hijos, constantemente se enfrenta al reto de conciliar el cuidado y atención que brinda a su familia, con la gestión de su propio negocio. Es decir, de equilibrar la maternidad con el trabajo y obtener el mayor éxito posible en ambos roles.

 

Para la madre emprendedora, no es el dinero si no la gestión del tiempo, su principal desafío; pues esta sorprendente mujer, realiza tareas, que por separado ya demandan la totalidad de su tiempo.

 

¿Cómo logra complementar sus roles de manera eficiente para conseguir tener un negocio exitoso sin descuidar a su familia en crecimiento?

 

Quizás, la respuesta a esta pregunta esté en las estrategias que emplea. Aquí se las presentamos:

 

 1. Simplifica y prioriza

Tiene muy bien definido qué significa para ella el éxito en los negocios y en su vida personal, y de acuerdo a ese concepto, ordena sus prioridades y descarta cualquier cosa que no corresponda con esa definición.  De esa forma evita sentirse abrumada con las tareas inmediatas y hasta consigue tener tiempo para sí misma.

 

2. Organiza y comunica su horario

Mantiene una agenda y calendario actualizados donde consigue hacer compatibles sus actividades familiares y laborales. Así mismo, este calendario es compartido con sus empleados y familiares para que a su vez, estos colaboren con ella al evitar establecer compromisos de manera simultánea.

 

3. Solicita colaboración

Ninguna persona puede lograr todo lo que se propone sin contar con la ayuda de otros. Si las labores del hogar le están demandando mucha dedicación, acude a sus familiares y otras personas de confianza, para que éstos aligeren un poco su carga. Involucra a toda su familia en el mantenimiento del hogar.

 

De igual forma, si las responsabilidades que asume en el negocio han aumentado, delega en sus empleados de confianza, las actividades para los que están capacitados. Si no cuenta con tales empleados, terceriza para ganar tiempo extra. De esa forma se apoya en asistentes virtuales que realizan tareas administrativas, en contadores que la ayudan con las finanzas, etc.
Está consciente de que pedir ayuda no es un signo de debilidad. Por el contrario, conseguir equilibrio en nuestras vidas requiere del apoyo y solidaridad  de quienes nos rodean.

 

4. Construye un excelente equipo de trabajo

Se rodea de empleados y socios que comparten su dedicación y esfuerzo en el trabajo y que están preparados; tanto en temas financieros como en la gestión de los clientes, el manejo de los proveedores y el análisis del mercado.

 

Reconociendo lo complejo y exigente que resulta hacer compatible el ser madre con la dirección de un negocio propio, mostramos nuestra admiración por la madre emprendedora  y aprovechamos para hacer extensiva nuestras felicitaciones, con motivo de la celebración, del Día de la Madre.

 

 



Deja un comentario