3 julio, 2015

Categoría:  Sin categoría

Las 7 fases del cambio

7-fases-del-cambio-globofran-2

Para enfrentarnos a los diferentes ciclos de la vida, uno de los primeros aprendizajes que requerimos es el de estar dispuestos a aceptar el cambio en nuestro destino. Sin embargo, son muchas las personas que se enfrentan a lo nuevo o a aquello que supone salirse de su zona de confort con oposición y rechazo.

La resistencia al cambio, que es como se le dice a esa oposición,  es totalmente normal y forma parte de las siete  fases que supone cambiar. Si el cambio implica mudanza de país, de rutinas y de trabajo la resistencia puede ser aún mayor. Veamos cuáles son esas 7 etapas.

1. Fase del presentimiento. En esta fase usted  está intranquilo y se encuentra insatisfecho por la situación o circunstancias que vive. No sabe aún que quiere emigrar, pero si siente o presiente que su vida necesita un cambio para mejor.

2. Fase del shock ante el cambio. Cuando usted  toma la decisión de irse de su país, tanto usted mismo como sus familiares entran en un estado de shock. En esta fase aparece el miedo y la ansiedad ante el nuevo escenario en el país de destino, muy importante en esta fase es saber manejar esos sentimientos para que no entorpezcan el proceso del cambio.

3.Fase de la resistencia al cambio. Después de pasar por el asombro y estado de shock, de tener conciencia de la decisión tomada, se genera un sentimiento de no querer concretar el cambio, anclándose en ver las  circunstancias positivas que les queda en el país de origen, boicoteando con sus pensamientos su decisión. Recuerde que por alguna razón usted no se sentía conforme con su estado actual, no deje que la resistencia a modificar su vida lo venza, repítase así mismo el por qué tomo la decisión de cambiar y tenga fe en que el cambio va a ser para mejorar su vida y la de sus seres queridos.

4.Fase de la aceptación racional. En esta fase empieza a predominar la convicción de que el cambio es necesario, y decidimos continuar con la idea de emigrar.

5. Fase de la aceptación emocional. Cuando logramos superar la resistencia al cambio, y aceptamos racionalmente que necesitamos el cambio de país para mejorar, entramos en la fase de aceptación emocional donde todo el mundo parece convencido de que el cambio es inevitable,  de que no hay vuelta atrás posible y de que es necesario. Es la fase donde nos sentiremos más bajos de ánimo porque nos da nostalgia dejar nuestro país de origen. En esta etapa, es cuando la ayuda psicológica o el apoyo de la familia son indispensables.

6. Fase de la apertura. Superada la fase anterior, comenzamos a mirar con curiosidad y optimismo  “el nuevo país y todo lo bueno que tiene para ofrecerle”. En este período, vemos con mucha claridad cuál es el objetivo principal de nuestra mudanza  y comenzamos a sentir que estamos haciendo lo correcto. Aproveche el entusiasmo característico de esta fase,  para canalizar la energía y la productividad  para afrontar con mayor disposición el proceso migratorio.

7.Fase de la integración En esta fase ya hemos asumido el compromiso de cambiar y lograr adaptarnos al nuevo escenario.  Al superar la fase de la integración y lograr habernos adaptado al nuevo país, podemos recoger y disfrutar de los frutos del esfuerzo de haber vencido el cambio. Los sentimientos que predominan en esta fase son felicidad, gozo, satisfacción y tranquilidad.  El proceso entero puede acelerarse si se manejan con cuidado  los factores de los que depende cada fase, pero sólo hasta un cierto punto, generalmente usted pasará por estas fases para lograr finalizar un cambio de cualquier tipo.

CTA ver aliados estratégicos globofran