Gestión del Cambio

[iframe id=”https://www.youtube.com/embed/SL_Gji5mrbQ” align=”center” mode=”normal” autoplay=”no” maxwidth=”960″]

Por: María Luisa Caseiro  |  emprendeaqui@globofran.com  | http://www.proyectoemprendeaqui.com

 

El cambio se define como “un proceso inevitable dentro de la naturaleza humana que involucra el paso de una situación a otra diferente, lo cual afecta en forma significativa las formas establecidas de comportamiento”.

La palabra cambio se refiere a cualquier situación en donde se dejan determinadas estructuras, procedimientos, comportamientos, para adquirir otras, que permitan la adaptación al contexto en el cual se encuentra el individuo, sistema, organización y así lograr, una estabilidad que facilite la eficacia y efectividad en la ejecución de acciones.

¿Qué es la Gestión del Cambio?, una definición frecuente para la gestión del cambio es; un conjunto de procesos que se emplean para garantizar que se apliquen cambios significativos en la forma ordenada, controlada y sistemática para lograr el cambio individual/organizacional.

El principal objetivo de la gestión del cambio es la evaluación y planificación del proceso de cambio para asegurar que, si éste se lleva a cabo, se haga de la forma más eficiente, siguiendo métodos  y asegurando en todo momento, su calidad, aplicabilidad  y continuidad.

Cuando examinamos el proceso de cambio de personas/grupos, lo hacemos desde una perspectiva racional, ordenada y la mayoría de veces, nos enfrentamos a reacciones inesperadas y comportamientos de resistencia que nos hacen reflexionar en aquellos aspectos que no hemos tomado en cuenta, para lograr una efectiva transformación.

Todos en algún momento, luchamos contra los malos hábitos y las adicciones que hacen más difícil nuestra vida.  Hay algunos que no han logrado superarlos e intentan erradamente pasar la página, restándole importancia. Todos pasamos por las etapas del cambio cuando intentamos modificar alguna conducta o cuando tomamos la decisión de cambiar de país, de escuela, de pareja. Lo importante es aprender a sacar provecho de ellas aunque muchas veces tengamos la sensación de no encontrar el norte y otras tantas, perdamos la esperanza.

Hoy en día, uno de los temas que se está trabajando con más impulso en el área de Recursos Humanos y que además es el eje central del Desarrollo organizacional, es el cambio. Recuerdan aquella frase célebre de Aristóteles “lo único constante es el cambio”. Dentro de ambientes en constante transformación, el individuo, la familia y las empresas, no son la excepción. Es por ello, que varios autores con diferentes enfoques, no dejan de destacar la necesidad de manejar adecuadamente el cambio de manera ordenada y planificada para obtener resultados exitosos.

La Gestión del Cambio es un modelo  relativamente nuevo que ha empezado a tomar auge durante los últimos 20 años y que actualmente, se encuentra en plena expansión. La gestión del cambio es el elemento primario para asegurar el éxito de los resultados esperados en cualquier proyecto de transformación.

Una exitosa gestión del cambio implica una variación en la vida del individuo y también, en la forma de hacer y de pensar. Para que el cambio ocurra, cada persona debe pensar, sentir y hacer algo diferente, respecto al pasado.

Los que nos hemos dedicado al área de planificación estratégica, nos hemos visto en la necesidad de tener que manejar cambios de una manera ordenada. Todo el que ha tenido esta experiencia sabe que planificar un cambio en papel y hacer que realmente funcione, son temas diferentes.

La comprensión de la necesidad de enfrentarse al reto de los procesos de cambio, saber transmitir la visión del cambio y los valores que moviliza, conocer las habilidades necesarias para afrontarlo  de forma exitosa, saber elegir la mejor estrategia para una determinada situación y definir su desarrollo táctico, no es tarea fácil. Es aquí, donde se incorporan modelos y métodos ampliamente probados para  asegurar que se hagan en forma ordenada, y controlada, minimizando la natural resistencia y la incertidumbre,  para convertirse en el factor clave de éxito de toda aspiración.

Todos hemos realizado cambios en nuestras vidas y quizás, ahora mismo, usted esté involucrado este proceso. Tal vez, esté concentrado en que otra persona necesita cambiar pero no ha trabajado en su propia retrospección. Si recientemente usted solo se ha estado presionando  para cambiar, es posible que haya sido impaciente, critico, o de alguna forma duro consigo mismo. Para cualquiera de los casos citados, organice sus ideas y responsa honestamente:

• ¿En cuál etapa me encuentro ahora?, en términos del cambio que busco.

• ¿Mi plan involucra a otras personas?

• ¿Hay coherencia entre las actividades que he realizado y las metas alcanzadas?.

• ¿Quiero hacer las cosas de manera diferente para generar resultados diferentes?.

• ¿Espero demasiado de mi mismo, y espero que se dé determinada situación en un futuro cercano/lejano?.

• ¿Qué es lo que realmente me puede ayudar ahora para tomar la decisión correcta?

Ingrese sus datos para ser referido a Emprendeaquí



Deja un comentario