¿Es cierto que las franquicias existen desde la Edad Media?

franquicias

 

Seguramente, como la mayoría de las personas, crees que la franquicia es una forma de negocio de reciente data. Por eso, este artículo, definitivamente, te sorprenderá. Aquí te contaremos que las franquicias existen desde la Edad Media.

 

Sin embargo, antes de comenzar nuestro recorrido histórico sobre las franquicias es necesario conocer de dónde viene su nombre. A continuación, te lo contamos:

 

Origen del término “Franquicia”

 

El término Franquicia, se deriva de la traducción literal del término inglés “franchising”. A su vez, éste se origina del término francés “francaise”. Este último significa “licencia”, “privilegio” o “sin ataduras”. Fue empleado por primera vez en Francia, para darle un nombre a los acuerdos entre el rey y los ayuntamientos de distintas ciudades, llamadas “Ville Franche”.

 

Con esta denominación, se hacía referencia a las autorizaciones y a los privilegios que los monarcas otorgaban a algún súbdito, para que éste pudiera realizar actividades comerciales, de pesca y/o explotación de recursos forestales.

 

La Franquicia en la Edad Media

 

En cuanto al negocio de la franquicia, muchos autores han identificado su origen en la Edad Media; específicamente en la época de las cruzadas. Pues se han encontrado evidencias de este modelo de negocio en los códigos mercantiles y el derecho consuetudinario de entonces.

 

Para esa época, era frecuente que los gobiernos locales les ofrecieran a personas de alto nivel, una licencia para que éstas se encargaran de mantener el orden civil, establecer y recaudar impuestos públicos. El concesionario debía recompensar al gobernante con el pago de una determinada suma por los impuestos recaudados y, a su vez, la monarquía controlaba la localidad brindando protección militar.

 

Más adelante en el tiempo, es decir; en el siglo XII; se encuentran evidencias de esta forma de negocios en la recaudación de impuestos en Inglaterra y en la organización de los monasterios cistercienses de ese siglo.

Para esa misma época, en Francia, existían acuerdos entre el rey y los ayuntamientos de distintas ciudades. A través de ellos, los ayuntamientos adquirían derechos para desarrollar sus actividades en dichas ciudades y mantener relaciones con la ciudad y el estado.

Dato curioso:

 

El primer documento que muestra la concesión de una franquicia, tiene como data, marzo de 1232. Fue otorgado en Chambey, una localidad francesa.

 

Para conocer más sobre la historia y evolución de la franquicia, hasta nuestros días, no dejes de leer nuestro próximo artículo.

 



Deja un comentario