Emprender con una franquicia

Los Franquiciados también son emprendedores? Puedo emprender con una franquicia??

Que comience el debate. Lo más probable es que todo haya iniciado cuando una persona que inició su negocio por cuenta propia, observó a otra comprando una franquicia y quizás haya comentado: “Para él fue fácil, se compró su propio trabajo”.

¿Qué hace a una persona ser emprendedora? Si buscamos en el diccionario encontraremos que un emprendedor es: “Una persona que organiza y maneja cualquier compañía, especialmente un negocio y cuenta con una gran capacidad de iniciativa, toma de decisiones y riesgos”. Si vamos al mundo globalizado de ganancias, se encontrará que un emprendedor es aquella persona que maneja y crea un negocio dónde antes no existía uno.

Bien puede existir un producto o un servicio de excelente calidad, pero una franquiciador es la persona que va a llevar  esa idea a otros lugares en donde antes no estaba. Esto lo convierte a él también en un emprendedor.

Aquí es cuando comienza el debate. ¿Cómo un franquiciador puede ser un emprendedor si no está tomando riesgos?

Existe un falso consenso en el que las personas creen que un emprendedor es alguien que no le teme al fracaso y que además está dispuesto a tomar riesgos. Esto es falso.

A ellos no les gusta el riesgo, ni al más exitoso le gusta. Simplemente no se lanzarían al vacío con un paracaídas hecho por ellos mismos (como se suele pensar), todo lo contrario, serían los primeros en tener un casco y una cuerda para descender. Su visión es minimizar la posibilidad de riesgo que pueda existir. Se acepta el fracaso o la posibilidad de pérdida como parte del juego y en función a esto trabajan arduamente para no caer en ello.

Una serie de emprendedores exitosos coinciden en que las personas deben conocer cuánto están dispuestos a perder antes de comenzar algo nuevo, luego deben hacer todo lo posible para no exceder esa cifra. Existen dos reglas básicas que se deben tomar en cuenta al momento de iniciar un proyecto nuevo por cuenta propia: 1) No apuestes más de lo que puedes esperar como retorno 2) No pagues una cantidad que no te puedas permitir dar el lujo de perder.

Los dueños de franquicias entienden estas normas perfectamente.

“Inteligencia es la habilidad de aprender de nuestro errores. Sabiduría es la habilidad de aprender de los errores de los demás” – Anónimo. Esta es la frase que mejor puede describir a los franquiciadores.

Ellos invierten en una compañía en la cual sus creadores ya han cometido todos los errores posibles para desarrollar una nueva idea. Al hacer esto, los dueños de las franquicias reducen sus posibilidades de riesgo.

Es muy probable que Ud. Conozca varios establecimientos como: Mc Donalds, Dominós Pizza, Subway, etc, pero seguramente le ha sucedido que prefiera ir a un Mc Donalds de un lugar en específico que a otro. Esto se debe a que se trata de la iniciativa del franquiciador, que se encarga que el rendimiento del producto o servicio sea superior a otro.



No hay comentarios

Deja un comentario