El mejor momento para importar una franquicia

Los negocios hoy en día tienen el modelo de franquicias a una excelente herramienta. Gracias a éstas, muchas marcas han logrado crecer de forma natural dentro y fuera de cualquier frontera. A continuación, damos unas recomendaciones para saber si es buena idea importar una franquicia o ese concepto que tanto te llamó la atención.

Si hay algo cierto es que los negocios de franquicias son un esquema probado. Pero si pertenece a otro país distinto al tuyo, hay que hacer severos estudios de mercado para importarlo, pues entran en juego su concepto, su aceptación e inversión.

Comenzamos con la pregunta de qué tan aceptadas son las franquicias foráneas. Puede que haya regiones donde este modelo de negocio no sea muy conocido; y esto, al trasladar el negocio de un país a otro, puede ocasionar conflictos legales, dado que en cada país las legislaciones difieren en cuanto a la propiedad intelectual y aceptación de un negocio.

Otro punto es el mercado, por lo que un análisis concienzudo resulta vital. No escatimes esfuerzos ni recursos haciendo estos estudios, puesto que de esta manera tendrás la suficiente prueba de que ese negocio que piensas llevar a tu país contará con la aprobación y demanda esperadas.

Hablando de aprobación, el estudio que hagas registrará las características específicas del mercado al que estás apuntando. Esto, una vez hayas determinado la demanda que tendrá el concepto de tu negocio.

Un negocio o servicio nuevo en un mercado no conocido debe ser ajustado en cuanto a su forma y su presentación. Todo tiene que estar acorde con el clima que se vive en el nuevo país y cuya meta final es tener la certeza de que se va a satisfacer al mercado.

La experiencia ajena cuenta mucho. Rodearse de inversionistas que hayan pasado por la experiencia de adquirir una franquicia fuera de su país de origen, es la mejor forma de aprender de errores. Si ese inversionista cubre el mismo rubro que piensas cubrir, mejor todavía.

Es así como ya puedes estar preparado para traer una franquicia de afuera. Sobre todo en términos de viabilidad real y no ficticia. Piensa, también, que los modelos de franquicias muchas veces responden a casas internacionales, cuyos nuevos contratos ofrecen tanto facilidades como obstáculos o normas. Estar prevenido de ellos es la mejor manera de lograr tener una franquicia nueva y exitosa.



Deja un comentario