Dos siglos de inmigración a EEUU: Una interesante historia

 

inmigración a EEUU globofran_2septiembre_1024x512

 

Analizar los últimos dos siglos de inmigración a EEUU, es un tema muy oportuno hoy día, cuando uno de los candidatos presidenciales de esta nación, lo ha colocado en la palestra.

 

La historia de los EUA no puede ser concebida sin considerar las grandes oleadas migratorias de las que ha sido objeto. Desde su independencia, este país ha recibido personas de cualquier parte del mundo, convirtiéndose en la nación con mayor número de inmigrantes.

 

Se estima que en este proceso de inmigración a EEUU, desde 1820 hasta el 2013 (casi dos siglos), llegaron a ese país, 79 millones de personas provenientes de diversos países y continentes.

 

El portal Metrocosm, de acuerdo a datos de la Oficina de estadística migratoria del Departamento de Seguridad Nacional, ha realizado un minucioso estudio que explica estos dos siglos de inmigración a EEUU. Para ello, Maxha Galka, diseñó un maravilloso mapa interactivo que ilustra cómo ha sido el proceso desde 1820 hasta nuestros días.

 

Este mapa, cuenta con un eje temporal que puede ser detenido cuando se desee, en el que se van iluminando las naciones que más inmigrantes aportaron a EEUU en el correspondiente lapso. Las personas están representadas por puntos de colores, cada uno de los cuales, corresponde a 10.000 individuos.

 

 

Así puede verse, que en el siglo XIX, las migraciones provenían, de países de Europa occidental como Irlanda, Reino Unido y Alemania. Mientra que a fines de ese siglo, predominaron los inmigrantes originarios de Italia, Rusia y Hungría.

 

Es bueno saber, que esta fue la primera migración en masa. Desde 1820 hasta 1880, llegaron a Estados Unidos, casi 15 millones de inmigrantes. Muchos de ellos se dedicaron a la agricultura en el medio oeste y en el noreste, mientras que otros se establecieron en Nueva York, Filadelfia, Boston y Baltimore.

 

Acontecimientos que favorecieron esta inmigración a EEUU:

  • El fin de las guerras napoleónicas en Europa liberó a hombres jóvenes del servicio militar, lo que les permitió emigrar.
  • La industrialización y la consolidación agrícola en Europa transformó las economías locales. Se generó, entonces, una población joven incapaz de ganarse la vida bajo el nuevo orden.
  • Se incrementó la demanda de mano de obra inmigrante debido a:
    • La colonización del medio oeste estadounidense,
    • el crecimiento del Puerto de Nueva York y
    • el desarrollo industrial de la producción textil en Nueva Inglaterra.

 

Del siglo XIX hasta nuestros días:

A fines del  siglo XIX  y a principios del siglo XX, el sur y el este de Europa, experimentaron los mismos cambios que el este y  el norte. Fue así, que se originó una ola migratoria de casi 25 millones de europeos jóvenes. En su mayoría, fueron griegos, italianos, polacos y húngaros, así como también, judíos.

 

Este grupo, se convirtió en la mano de obra de las industrias y se ubicó en centros urbanos. Gracias a ellos, surgieron las  industrias del acero, el carbón, los automóviles, la textil y la de producción de ropas. Todo esto permitió ubicar a EEUU, al frente de las potencias económicas del mundo.

 

Más avanzado el siglo XX; la mayoría de los inmigrantes provino de Canadá y  de México. Mientras que, en los últimos años,  la mayor parte de quienes dejaron sus países de origen para vivir en EE.UU, provino de Asia.

 

La tradición estadounidense de recibir a los inmigrantes se ha mantenido desde George Washington hasta nuestros días. Prueba de ello son las hermosas reflexiones que al respecto hicieran, el primero y el actual presidente estadounidense.

 

Hermosas frases alusivas a los inmigrantes, pronunciadas por dos presidentes norteamericanos:

 

“El seno de América está abierto a recibir no sólo al opulento y respetable extraño, sino a los oprimidos y perseguidos de todas las naciones y religiones, a los cuales vamos a dar la bienvenida a la participación en todos nuestros derechos y privilegios”. (Washington, 1783)

Durante más de dos siglos, la inmigración “ha sido el núcleo de nuestro carácter nacional (…) Es lo que somos. Es parte de lo que nos hace excepcionales (…)  A lo largo de nuestra historia, los inmigrantes han abrazado el espíritu de libertad, igualdad y justicia para todos — los mismos ideales que entusiasmaron a los patriotas de 1776 para levantarse contra un imperio, que guiaron a los próceres mientras creaban la república, y que movilizaron a generaciones para unir nuestra promesa fundacional a las realidades de nuestro tiempo”. (Obama, 2015)

 

CTA-Comience YA



No hay comentarios

Deja un comentario