¿Deseas crear una franquicia?

Para crear una franquicia se debe hacer una selección acertada de la franquicia a emprender, constituye un paso fundamental para el éxito comercial, por eso, es importante que el franquiciador se pasee por varios escenarios: ¿Cómo hacerlo? ¿Por dónde empezar?

Pasos que se deben seguir para elegir una franquicia:

  1. Orientación. Se recomienda conocer íntimamente cómo funciona el  sistema de franquicia, para esto la persona puede ingresar en Internet o conectar con medios de comunicación especializados en el tema para informarse al respecto. Otras opciones a las que puede acudir son: ferias de franquicias o algún curso de orientación impartido por algunas instituciones.
  2. Analizar las aptitudes. Resulta extremadamente importante conocer los requisitos que implica ser un franquiciado y demostrar con hechos palpables si se reúnen, no sólo nos referimos a términos económicos o logísticos (capacidad de inversión, posibilidades de financiación, disposición o acceso a local, entre otros), sino también al perfil del franquiciado. Es necesario que la persona tome en cuenta que un negocio de este tipo es un trabajo duro, sobre todo durante los primeros años, en los que estará ocupado durante un tiempo importante de su vida.
  3. Documentarse. Es conveniente conocer la cartera de franquicias disponibles en el mercado y el concepto de su actividad, vale la pena conocer desde la dirección o contacto telefónico hasta el sector en el que se desenvuleve, el número de establecimientos, la inversión necesaria, los royalties, las dimensiones del local, entre otros. También se recomienda conocer a fondo la ley respectiva, la cual dará mayores garantías al franquiciado.
  4. Valorar otras experiencias. Lo primero que hay que tener en cuenta es que el franquiciador, como comerciante ofrecerá un panorama positivo de su negocio, pero siempre existe la posibilidad de comprobar la veracidad de los datos. Es por eso, que recomendamos basarse en experiencias de actuales y exitosos franquiciados, cuyos testimonios puede servir de guía en el aspecto económica y legal. Otros datos que se deben tomar en cuenta: equilibrio entre contrato y  normativa, si transmite el know how y presta el apoyo necesario durante la vigencia del contrato, cómo va la rentabilidad real del negocio o las posibles desviaciones en cuanto a las inversiones necesarias.
  5. Revisar metodología. De ser aprobado el franquiciador, éste debe analizar íntimamente el negocio planteado: posibles competencias (experiencia),  si es un negocio rentable o estacional, cuál es la demanda, las perspectivas de rentabilidad, las responsabilidades que se asumen con la firma del contrato. Conviene analizar al detalle gastos e inversiones iniciales y asesoramiento profesional.

En conclusión, todo emprendedor debe estar consciente de la complejidad que trae consigo crear una franquicia, debe analizar cada dólar invertido y cada elemento o atributo de la franquicia para evitar futuros inconvenientes.



Deja un comentario