Cualidades de un buen inversionista

cualidades de un buen inversionista
¿Se considera usted un buen inversionista? ¿Sabe qué caracteriza a un buen inversionista? ¿Quisiera saber cómo convertirse en un buen inversionista?

Si, quiere conocer cuáles son las cualidades que debe adquirir para transformarse en un buen inversionista y poder invertir en los Estados Unidos, continúe leyendo…

Muchas personas creen que para ser un buen inversor se necesitan mil y una cualidades; la verdad es otra. Cualquier persona que posea un capital para invertir y tenga las cualidades- que no necesariamente son cualidades extraordinarias- puede ser un buen inversionista y lograr que su inversión sea exitosa y sin mayores riesgos.

Las cualidades que le presentamos para convertirse y ser un buen inversionista están al alcance de cualquier persona, así que desde el día de hoy usted puede comenzar adoptarlas y empezar a hacer inversiones inteligentes.

1.Toma decisiones firmes

Los malos inversionistas siempre llegan tarde al mercado para invertir o dan muchas vueltas antes de tomar las decisiones.Los buenos inversionistas buscan ser de los primeros en invertir en cualquier clase de activo, ya sean negocios, bienes raíces o activos en papel.

Posponer o esperar “el momento indicado” es típico de los malos inversionistas, quienes muchas veces dejan de invertir por miedo de ser los primeros. Tomar decisiones firmes, a la hora de invertir, es típico de los buenos inversionistas.

2.Busca asesoría

Un buen inversionista, aunque siempre toma sus propias decisiones, se asesora con consultores de negocios y escucha consejo de amigos, conocidos y otros profesionales. Está al tanto de todo lo que pasa a nivel nacional y local, del lugar donde piensa realizar la inversión, lee buenos diarios, y nunca deja de asesorarse antes de tomar la decisión.  Tomando en cuenta todas las opiniones y dando prioridad siempre a lo que le dice el consultor de negocios como profesional en el área ¡Hace su propio análisis! y toma la mejor decisión.

3.Sabe cuánto quiere arriesgar. 

Todo buen inversionista debe saber cuánto está dispuesto arriesgar al momento de decidir invertir  y dependiendo de su actitud hacia el riesgo, sea agresiva, moderada o conservadora, le comunica a su asesor de negocios para que este profesional le aplique una estrategia de acuerdo a su perfil de riesgo para inversiones.

5.Aprovecha los cambios. 

Siempre el mundo está cambiando, los países cambian constantemente. Los buenos inversionistas saben reconocer estos cambios y aprovecharlos para encontrar oportunidades de salir adelante. Estos cambios pueden ser políticos, referidos a métodos de inversión o sobre cambios en las leyes de inversionistas  que le pueden abrir un nuevo camino para invertir con mayor facilidad en otro país.

Tomando un ejemplo: podríamos nombrar a Estados Unidos, donde el gobierno está abriendo las puertas a la inversión extrajera y ofrece varios beneficios y comodidades para que el extranjero pueda invertir en dicha nación sin mayores complicaciones.

6.No regatean

Cuando los inversionistas van a comprar un negocio, no deben ver el objeto en sí, si no el negocio. Generalmente, los compradores no ven el negocio como es y muchas veces piensan que el precio es elevado, cuando en realidad lo que realmente vale es el negocio. Por eso en temas de inversión y generación de riqueza los buenos inversionistas no regatean los precios y pagan el precio justo cuando se trata de una buena inversión. 

7.Son pacientes

Todo buen inversionista se destaca por su paciencia, tanto para iniciar un proceso de inversión como para esperar a que el negocio nuevo se convierta en un negocio rentable.

8.Conoce sus necesidades 

Usted debe establecer claramente cuáles son sus necesidades de invertir y  qué espera de sus inversiones para que pueda seleccionar el tipo de inversión que más favorezca sus necesidades y pueda llegar a cubrir sus expectativas.

9. Conoce sus límites 

Todo buen inversionista conoce sus límites en cuanto a capital disponible para invertir, conoce cuánto está dispuesto a invertir y tiene conciencia de los gastos post-inversión que pueda tener el negocio hasta lograr llevarlo al punto de la rentabilidad.

 

Como vemos, usted puede ser un inversionista sin necesidad de haber tenido anteriormente experiencia en inversiones; sólo necesita adoptar las cualidades anteriormente nombradas y comenzar a buscar opciones para emprender, haciendo que su dinero no se quede estancado sino, que comience a multiplicarse.



Deja un comentario