Compare la franquicia, la agencia y la concesión

 

La franquicia 30junio_1024x512

 

En el medio de los emprendedores, con frecuencia y de manera errada, la franquicia tiende a ser encasillada como un sistema cualquiera de distribución; como una agencia o concesión. Sin embargo, la franquicia es más; es un sistema empresarial integrado por relaciones más activas entre las partes, con la finalidad  de conseguir mayor eficiencia en la distribución.

 

Para comprender la afirmación anterior, hemos considerado útil conocer las diferencias y semejanzas que existen entre tales sistemas de distribución.

 

Como característica común, la agencia comercial, la concesión y la franquicia están reguladas por contratos comerciales que les brindan un marco jurídico para reglamentar las relaciones entre las partes. En su mayoría, dichos contratos son manejados como contratos de adhesión, en los que el agenciador, el concedente y el franquiciador establecen las condiciones a la otra parte. De la misma manera, estos tipos de contratos permiten a las partes mantener su autonomía e independencia.

 

La agencia comercial

En este sistema el empresario le asigna la promoción del negocio a un agente, quien puede actuar como intermediario entre el empresario y el cliente, o como representante del empresario; si además de promover celebra contratos de compraventa en representación del empresario. Bajo estas condiciones, el agente es independiente y autónomo; en consecuencia, asume su propio riesgo en la actividad y a cambio, obtiene una remuneración o comisión.

 

Entre los principales inconvenientes de esta modalidad está la obligación económica que representa para el empresario agenciado el fin de la relación. Dicha obligación puede presentarse como compensación al agente por su labor de promoción, acreditación y posicionamiento; y por la indemnización a que tiene derecho el agente, o el empresario agenciado, cuando se termina unilateralmente el contrato sin justa causa probada.

 

El atractivo del sistema de agencia comercial radica en que el empresario mantiene la mayor parte de la gestión de distribución a su cargo, y, él es quien factura, para tener un control más amplio. Mientras que el agente sólo recibe una remuneración por su tarea de expandir el negocio del empresario, incrementando su clientela.

 

El agente rinde información de la zona al empresario y éste realiza la actividad de control administrativo, técnico, contable o financiero, pero el agente comercial conserva su autonomía en relación con la actividad de promoción. El agente, por ser intermediario, no es propietario de la mercancía. Un ejemplo de este sistema son las agencias de telefonía celular.

 

La concesión

Es un sistema de distribución en el que el concesionario se compromete a comprar cierto volumen y tipo de mercancía directamente al empresario-fabricante, para revenderlos al consumidor final. Otra característica fundamental es que el concesionario compra al empresario y el beneficio de éste dependerá del margen obtenido sobre el precio de reventa, lo que a su vez, dependerá de su propia gestión. Otra diferencia respecto a la agencia comercial es que la concesión comúnmente se emplea para la distribución de bienes de alta tecnificación y de alto valor económico, con lo que se impone  al concesionario servicios tales como: asesoría, reparación, mantenimiento, venta de accesorios y repuestos. Otra diferencia a destacar es que en este sistema el empresario busca que su distribución sea más especializada y no sólo se limite a tareas de intermediación y promoción sino que también se encargue de la postventa y los servicios complementarios. Un ejemplo de este sistema es la distribución de automóviles.

 

Entre sus rasgos principales resalta el hecho de que por estar el concesionario en el negocio final, es él quien está obligado a responder al cliente. Por el contrario, en la agencia; el agente sólo cumple funciones de intermediación, porque quienes hacen el negocio son el empresario agenciado y el cliente.

 

Finalmente, otra diferencia con la agencia comercial se refiere al esquema de remuneración. En la agencia, la promoción es recompensada directamente por el empresario, mientras que en la concesión, el concesionario tiene un margen que es producto del sobreprecio.

 

La franquicia

A diferencia de los dos sistemas tratados anteriormente, la franquicia cede el uso de una marca, producto o servicio, y de un conjunto de métodos y medios de venta. El franquiciador  es el responsable de la ejecución del concepto de negocio, de su adecuado mantenimiento y de su vigilancia. Transmite how know  mediante la formación del personal y apoya permanentemente en el área de mercadeo, publicidad, promoción y, en algunos casos, hasta en áreas contables y administrativas. En conclusión, la diferencia fundamental entre la franquicia y la concesión es que el concedente entrega la distribución, la marca y las licencias, al concesionario; mientras que en la franquicia, además, se entrega un concepto de negocio y un sistema completo de gestión (Business Format Franchising), que en conjunto, pretende garantizar el éxito.

 

COMIENCE UNA NUEVA VIDA EN ESTADOS UNIDOS INVIRTIENDO ADECUADAMENTE

Ingrese sus datos para ser contactado por uno de nuestros consultores

[contact-form-7 id=”19″ title=”Home Page Contact”]


No hay comentarios

  • Alberto Peinado Duque

    Buenos dias. En principio saludarlos y conocer de manera amplia pero sencilla, como podria iniciar una actividad comercial bajo todos los esquemas legales, tanto en USA, como en Venezuela, Colombia o Panamá. Reciban un cordial saludo.

    • Juan Carlos

      Gracias por escribirnos Sr. Alberto para nosotros es un placer atenderle

      En Globofran somos consultores expertos en Inversiones Migratorias y Franquicias en los Estados Unidos.

      Nuestra oferta de servicios permite:

      1. Emprender con éxito un negocio a través de una franquicia, que permita generar ingresos en dólares y vivir legalmente en EEUU.
      2. Participar en un proyecto de negocio o inversión en EEUU, que le permita generar ingresos en dólares, sin necesidad de emigrar de su país de residencia.

      Cualquiera de nuestros consultores puede ofrecerle la información que usted necesita.

      Para ser atendido por uno de nuestros consultores debe realizar su registro a través del siguiente formulario y completar el cuestionario que le estaremos enviando a su correo electrónico.

      Si aún no lo ha hecho, puede seguirnos en:

Deja un comentario