Características de las Empresas Individuales

 

empresas individuales

 

Las empresas individuales, también conocidas como empresas unipersonales; son el tipo de empresa que es propiedad y está dirigida por una sola persona. Son la estructura empresarial más simple y antigua. En ella, no hay distinción legal alguna entre el propietario y el negocio.

 

Por sus bajos costos y su estructura sencilla, muy frecuentemente, son elegidas por quienes comienzan a introducirse en el mundo de los negocios. Las empresas individuales tienen bajos costos de inicio y son ideales para empresas pequeñas y medianas.

 

A continuación describiremos algunas de las características de las empresas individuales

 

Facilidad de formación

 

Para iniciar una empresa individual, no se requiere la presentación de algún formulario especial en las agencias estatales, locales o federales. Solo es necesario que al momento de registrar la nueva empresa, tal como se hace  con cualquier nueva empresa; el propietario declare que la empresa que administrará será unipersonal. Esto no genera ningún costo extra.

 

Si la empresa funcionará bajo una denominación que no corresponde al apellido del propietario, se debe entonces, presentar un documento de “haciendo negocios como” (DBA, por sus siglas en inglés) en la oficina del secretario de estado. Este documento permite al dueño poner el nombre de la empresa en los cheques y otros documentos legales.

 

Control

 

El propietario de la empresa tiene control total de las operaciones y decisiones comerciales. Así mismo, recibe todo el beneficio empresarial. En consecuencia, es decisión suya cuándo ahorrar, cuándo y cómo reinvertir. También, puede cerrar, vender o transferir la empresa cuando lo considere.

 

Impuestos

 

Los propietarios de empresas individuales  deben presentar junto con la declaración de impuestos de su renta personal, un formulario denominado “Anexo C”, en el cual se presenta una lista de ingresos y gastos. Bajo la supervisión de un profesional certificado en el área de impuestos, el propietario podrá deducir el automóvil, la oficina y otros gastos de su declaración de impuestos.

 

Responsabilidad personal por las deudas comerciales

Dado que los empresarios individuales y su negocio no tienen identidad independiente uno del otro, los acreedores pueden hacer legalmente responsables a los propietarios de las empresas, por las deudas relacionadas con el negocio. Asimismo, las deudas comerciales adquiridas por los empleados son responsabilidad del propietario. De esta forma, los bienes personales del propietario pueden ser embargados por los acreedores en caso de mora en un préstamo.

 



Deja un comentario