¿Candidato para una franquicia? Descúbrase

actitudes-y-cualidades-de-un-franquiciatario-exitoso-globofran-2

El  candidato ideal para emprender por el sistema de las franquicias necesita de una serie de actitudes y cualidades que no todo emprendedor posee.

Adquirir una franquicia implica seguir un sistema probado de negocio para replicar el éxito del negocio original. Es por eso que los emprendedores que están dispuestos a confiar en el sistema con los “ojos cerrados”, son considerados los mejores dueños de franquicias. Aquellos que se oponen a seguir el sistema y tienen una actitud independiente, no lograrán ser franquiciatarios exitosos.

Para ser un candidato perfecto para el modelo de franquicias, no sólo debe cumplir con los requisitos económicos, sino que también debe poseer una serie de cualidades y actitudes concretas para ser  dueño de la franquicia ideal.

Hablemos de las cualidades y actitudes que debe tener si usted desea convertirse en franquiciatario.

Ser fiel

Los candidatos o potenciales franquiciatarios que buscan una franquicia deben saber que el modelo de negocio limita la toma de decisiones, con la finalidad de garantizar que todo marche de acuerdo al plan estratégico de éxito del franquiciante.

Ser fiel a este principio, es uno de las cualidades básicas que se necesita para ser un franquiciatario.
Es por esto que toda persona que esté pensando en invertir en una franquicia, debe analizar si su personalidad se ajusta a aceptar dicha limitación de la autonomía propia.

Para ser un perfecto franquiciatario, usted deberá hacerse la idea de estar casado con la franquicia, esto implica que le debe fidelidad, y que a su vez debe confiar plenamente en sus estrategias de negocio.

Todo buen franquiciatario sabe guardar en secreto las estrategias de negocio que le proporcione el franquiciante para operar el negocio.

Capacidad económica

Todo el mundo sabe que iniciar un nuevo negocio sin contar con el capital suficiente es una fórmula para el fracaso.

El candidato debe contar con la liquidez necesaria para emprender la franquicia y operar sin problemas hasta llegar al punto de equilibrio en el cual se empieza a generar las ganancias que tanto anhela.

En caso de que el franquiciante esté dispuesto a aceptar a un aspirante que no tenga suficiente capital, áste debe demostrar tener otras actitudes y cualidades para ser un franquiciatario y eventualmente deberá obtener algún tipo de crédito para poder emprender la franquicia.

Ser  Constante
Como cualquier otro negocio, trabajar una franquicia demanda tiempo y energía, sobre todo cuando se inicia la actividad.

Debe ser una persona constante y motivada. Conocemos que las franquicias son un modelo de negocio con éxito comprobado, pero habrá episodios en los cuales su constancia y capacidad de motivación, serán claves para que la franquicia logre el punto de equilibrio que usted busca para recuperar su inversión y empezar a generar ganancias.

Capacidad de gestión y actitud de liderazgo
¿Posee destrezas de liderazgo? ¿Cuánta experiencia previa ha tenido en negocios? ¿Sabe comunicarse de forma efectiva y respetuosa? ¿Cuál es su experiencia manejando equipos de trabajo?

Saber gestionar de acuerdo a la actividad que se va a emprender es fundamental, manejar un equipo de trabajo requiere de destrezas en materia de liderazgo que no todas las personas poseen. Si bien es cierto que la franquicia lo asesora en métodos para tratar a los empleados y gestionar el negocio, usted debe estar consciente de que se convertirá en el “jefe” de la franquicia.

Ética

El franquiciatario perfecto siempre debe tener presente que él es uno más de una extensa red de asociados, que poseen la misma franquicia. Por esto, cualquier acción o conducta negativa en el manejo de su negocio puede afectar directamente al resto de franquiciatarios y a la propia cadena.

Es importante que sea usted una persona ética y correcta, y que tome en cuenta la realidad de que al convertirse en franquiciatario pertenece a una organización estructurada que le brinda una cantidad de beneficios incontables, pero que también marca directrices y tiene sus propias políticas de funcionamiento; es deber de un buen franquiciatario poner en marcha dichas directrices y políticas éticamente.

 



No hay comentarios

Deja un comentario