American Dream, en cifras de bolsillo

La decisión de irse de Venezuela  ya sea acompañado por la familia por la pareja o solo con la maleta, implica mucha planificación previa , desde la entrada legal a los EEUU hasta el presupuesto básico de la casa que se va habitar debe ser contemplado . Triunfar en el   país de las oportunidades, lograr el “American Dream” es posible si se utilizan esas oportunidades hábilmente cuidando la inversión de cada dólar .

Patricia tiene 47 años,  es casada,  tiene 2 hijos de 14 y 17 años de edad,  vive en Weston y llegó a cumplir el American Dream hace cuatro años.  De entrada afirma que está mejor, no se arrepiente ni por un minuto de su cambio de código postal, sus gastos se ubican sobre los 9. 500 dólares mensuales, allí contempla seguro de los tres carros 560 dólares, (aclara que tener hijos adolescentes que manejen cuesta dinero por que la póliza de seguro es más costosa con conductores adolescentes). en cuanto a luz, cable y agua  son unos 300 dólares aproximadamente, que pueden  variar según la estación del año, porque se consume  más o menos   electricidad.  .

En la hipoteca de la casa invierte unos 3500 dólares, sus hijos estudian en colegios públicos de clasificación A pero sabe que lo que no invierte en pago de educación le encarece el costo de la vivienda, porque acceder a los colegios públicos es posible viviendo en una zona más costosa. Los costos de alimentación están sobre los 1600 dólares,  unos 2000 dólares van al  ahorro  y el restante se usa para entretenimiento .

La recomendación que hace para aquellas personas que están planificando emigrar hacia el sur de la Florida son:

– Llegar a los EEUU  con un seguro de salud  pago por año mientras   se busca cual es el mejor plan para el núcleo familiar

– Seleccionar la escuela que se quiere para los hijos  y buscar la vivienda en ese distrito antes del viaje  definitivo .

– Hacer un curso de inglés antes de la mudanza de Venezuela    para que la comunicación sea más fluida al vivir en territorio americano  para no tener que invertir allá en dólares para aprender el idioma .

Por su parte, Liliana tiene 40 años de edad, es divorciada tiene 2 hijos uno de 11 años y el otro de 12 años, llegó hace 13 años a los EEUU y vive en  Tampa. Paga  un alquiler de 1035 dólares mensuales por un apartamento de dos habitaciones y en ese monto están incluídos todos los servicios. Su presupuesto mensual es de 4200 dólares mensuales. Se siente cómoda, sus hijos estudian en colegios públicos  y siente que la educación que reciben es de calidad

Liliana argumenta que es importante analizar cuáles son las diferencias en las economías de Venezuela y EEUU , este ejercicio va a  permitir  presupuestar renglones como la gasolina o la diferencia del costo de la comida orgánica en EEUU en comparación con Venezuela

Jimena y Carlos aportan valor con su testimonio, ellos  no tienen hijos.  Jimena llegó a  EEUU hace tres años, él tiene 27 años  residiendo en Norteamérica, son colombianos  y viven en Miami Lakes. Su presupuesto mensual es de 4500 dólares mensuales, el gasto mas fuerte es el alquiler  1400 dólares mensuales, en este monto se incluyen el costo de todos los servicios. Viven bien, tienen alto nivel de entretenimiento, salen a cenar por los menos una vez a la semana y esto puede costar unos  120 dólares mensuales con botella de vino y  tres platos.

Isabel tiene 38 años de edad, es casada,   vino a los EEUU hace 10 años, vive en Brickell, es madre de cuatro varones de edades entre los 7 y 1 año de edad, sus gastos mensuales son de 18.000 dólares. Vive muy bien. Sus hijos estudian en colegios privados porque ella quería que tuvieran una formación religiosa. La matrícula ronda los 10.000 dólares anuales por cada niño, los gastos del condominio de su vivienda son sobre los 1000 dólares mensuales por el mantenimiento de la cancha de tenis, jardines, piscinas y áreas comunes. Sus gastos de alimentación están sobre  los 2000 dólares.

Si pudiese volver a organizar su mudanza no se hubiese traído de Venezuela vajillas y cuadros,  “eso fue una decisión sentimental y muy poco práctica”,  se hubiese traído los colchones que EEUU son sumamente caros.

Recomendaciones para que su  American Dream sea sin dolores de cabeza por el pago de la tarjeta de crédito :

– No dejarse llevar   por la sociedad de consumo, no es necesario comprarse todo de última moda  hay que destinar una partida de ingresos al ahorro. En EEUU lo que en una tienda hoy es exclusivo en tres semanas está en rebaja con 15 ó 20 por ciento de descuento
– Quienes más tienen, también recomiendan como rendir los dólares : Isabel cree que no fue una decisión acertada llegar y comprar vivienda de inmediato, compraron y por no tener un  historial crediticio en EEUU sólo obtuvieron un crédito por el 50 por ciento del costo de la vivienda y tuvieron que invertir de un sólo golpe mucho capital .
Los sueños son alcanzables si se tienen objetivos claros. Aún así los tropiezos son inevitables.   Para mejorar y resolver satisfactoriamente  el próximo tropiezo hay que planificar muy bien y contar con los mejores asesores.

Los testimonios presentados con totalmente reales  se han cambiado nombres sólo para proteger identidades de los consultados.



Deja un comentario