8 pasos para una mudanza sin estrés a EEUU

mudanza-sin-estres-globofran-3

De entrada la palabra mudanza produce una sensación de desequilibrio en la mente de las personas, que se manifiesta a través del estrés de tener que preparar y organizar exactamente lo que debemos llevar para hacer el traslado a tiempo.

Cualquier diccionario podría darnos un concepto sobre la palabra mudanza: cambio que se hace de una vivienda o de una habitación a otra y que consiste en trasladar los muebles y los enseres al nuevo lugar de residencia. En este caso, no estamos hablando de una vivienda a otra, estamos hablando de una mudanza de un país a otro.

Para hacer que nuestra mudanza sea un proceso menos engorroso y complicado, podemos seguir los siguientes pasos.

El primer paso: priorizar qué vamos a llevar al nuevo país.

El segundo paso: contactar varias agencias de mudanzas internacionales y solicitar varios presupuestos, es importante que tengamos en cuenta que las mudanzas internacionales generalmente son costosas.

El tercer paso: después de tener varios presupuestos de empresas especializadas en mudanza internacional, debemos tomar la decisión de llevar lo imprescindible y comprar en el nuevo país el resto de las cosas que necesitamos, o trasladar la mayor parte de nuestras pertenencias incluyendo muebles y objetos personales.

Generalmente las personas deciden llevar lo imprescindible y comprar muebles u otros objetos que se adapten mejor físicamente las dimensiones de la nueva vivienda.

El cuarto paso: vender todo lo que no vayamos a llevar al nuevo destino, con el dinero obtenido podremos comprar “algo” para nuestro nuevo hogar o simplemente contribuir con el capital que nos estemos llevando. Lo que no podamos vender y sea innecesario llevar, podemos regalarlo.

Quinto paso: hagamos una lista de lo que hemos decidido que vamos a llevar, con esta facilitaremos el proceso de embalaje. Además puede que nos exijan declarar los objetos que llevamos a las autoridades aduanales de los Estados Unidos, con la lista conoceremos perfectamente que es lo que estamos trasportando.

No debemos hacer omisiones a las autoridades de los Estados Unidos, los inmigrantes tenemos el derecho de entrar al país con todas nuestras pertenencias sin pagar ningún tipo de impuesto durante el primer año.

Sexto paso: hacer la maleta. Lo que debemos considerar esencial llevar en el equipaje de avión, serán nuestras joyas u objetos personales de gran valor, documentos importantes, laptop y aparatos electrónicos de uso personal y ropa básica de acuerdo al clima y medicamentos específicos.

Recordemos que si emigramos con niños pequeños, es de suma importancia llevarles sus objetos más preciados en la maleta, para que no les falten en el momento de la llegada al nuevo país.

Es conveniente que verifiquemos con nuestra línea aérea, que peso es permitido por maleta y las dimensiones de la misma.

Consideremos llevar en nuestro maletín de mano aquellos objetos u documentos que necesitemos tener a la mano mientras realizamos el viaje en avión.

También si llevamos dinero en efectivo, debemos saber que la suma máxima para ingresar a los Estados Unidos es de 10 mil $.

mudanza-sin-estres-globofran

Séptimo paso: el embalaje. La mejor técnica para embalaje es conseguir cajas grandes, marcador para identificarlas y adhesivo de embalaje para sellarlas. Una vez teniendo estos implementos, procederemos a embalar los objetos una habitación a la vez, la clave de un buen embalaje está en la organización.

Involucremos a cada miembro de la familia en el empaque y clasificación de todos los artículos, para que sea más fácil el desempaque y la reorganización del nuevo hogar con la ayuda de todos.

Octavo paso, para las personas que tienen mascotas: su ingreso a los Estados Unidos está permitido, el único requisito sería que el animal tenga más de tres meses de edad.

Se consideran mascotas a perros y gatos, otros animales como tortugas, peces, ratones, serpientes, pájaros, entre otros, son restringidos y probablemente se les niegue la entrada a los Estados Unidos.

Para ingresar al nuevo país con nuestra mascota, debemos tener un certificado de vacunación, un certificado de salud veterinaria y un permiso sanitario de exportación, traducidos a ingles.

Al seguir estos pasos tendremos la certeza de que estamos actuando de forma organizada y emocionalmente aliviamos el estrés que implica la mudanza. Es importante que mantengamos la calma y no nos dejemos abordar por el sentimiento de la angustia. Estar en calma, manteniendo el balance de nuestras emociones y claridad en nuestros pensamientos, nos permitirá realizar este proceso con éxito, sin olvidar nada importante. Finalmente el proceso de empacar para la mudanza, nos da psicológicamente la sensación de “pasar la página” y decir adiós a esa etapa de nuestra vida que estamos dejando atrás, para poder lanzarnos de lleno a vivir lo que viene.



Deja un comentario