10 cosas que debes saber sobre la franquicia

la franquicia

 

La franquicia es un sistema de colaboración mutua, entre dos partes jurídicamente independientes, pero vinculadas mediante un contrato. En éste, la parte franquiciadora cede, a cambio de cierta retribución económica, el derecho a utilizar su marca comercial y su “know how” empresarial; por cierto tiempo limitado y en determinado territorio.

Como modelo de negocio, la franquicia, tiene diversas modalidades que puedes conocer visitando nuestro artículo: Conozca cómo se clasifican las franquicias.  Sin embargo, independientemente del tipo de franquicia del que se hable, hay 10 importantes cosas sobre ella, que debes saber. A continuación, te las mostramos:

 

10 cosas que debes saber sobre la franquicia

1) Es un sistema democrático

Es un contrato de mutuo beneficio, que se firma libremente entre dos partes; en el cual quedan muy bien definidos los derechos y deberes tanto del franquiciador como del franquiciado.

Tú, como inversionista, puedes optar por cualquier empresa o franquicia disponible en el mercado. La decisión es tuya.

 

2) Ambas partes son responsables del negocio

Tanto el dueño de la marca, como el inversionista emprendedor son responsables al 100% del éxito y desarrollo del negocio. Además, ambos se benefician y trabajan por el éxito de éste.

 

3) Es un negocio rentable

Todos los especialistas en inversiones y negocios coinciden al afirmar que la franquicia es un negocio seguro y rentable. Sin embargo, es prudente que tengas claro que, como cualquier otro negocio, necesita tiempo y paciencia para que llegue a un punto de equilibrio y pueda comenzar a ser altamente rentable.

 

4) No es un negocio de alto riesgo

Aunque todo negocio o inversión lleva implícito cierto nivel de riesgo; en el caso de la franquicia, éste es menor que si inicia un negocio desde cero. Esto, debido a que la franquicia es un negocio con éxito, ya comprobado, y consolidado en el mercado.

 

5) Es un compromiso entre las dos partes que participan

Tanto el dueño de la marca con el inversionista que compra la franquicia, se comprometen en una relación que dura, como mínimo, 5 años. Ambos deben dar lo mejor de sí para que el negocio sea exitoso.

 

6) Es una buena forma de hacer negocios

Adquiriendo una franquicia, serás dueño de tu propio negocio y harás que tu dinero trabaje para ti. Además, al contar con la constante asesoría de la exitosa empresa franquiciante se te hará aún más sencillo convertirte en un negociante.

 

7) Es un negocio basado en la confianza y la comunicación.

El franquiciante deposita su confianza en el inversionista, pues le otorga toda la información secreta y útil de la empresa, referida a su funcionamiento y éxito. Asimismo, debe existir una buena comunicación entre franquiciante-franquiciado para que la unidad de franquicia sea exitosa, y para que exista respeto mutuo y entendimiento entre ambas partes de la sociedad.

 

8)  No es un negocio únicamente para grandes inversionistas

Evidentemente, una franquicia no es una venta de garaje, es necesario tener un capital de inversión relativamente alto, sin embargo, hay muchas franquicias que se adaptan a distintos presupuestos y nivel de inversión, se pueden comprar muy buenas franquicias a partir de aproximadamente $120 mil.

 

9) No tienes que ser un experto en el área o rubro de la franquicia que compres

Cuando se trata de una franquicia, puedes permitirte aventurarte a escoger la que más te guste, sin necesidad de ser un experto en el área o rubro de dicha franquicia;  gracias a las ventajas que este modelo de negocio ofrece: procedimientos comprobados, asistencia del franquiciante, capacitación y actualización permanente con seminarios y cursos, redes de franquiciatarios para intercambiar experiencias, publicidad y marketing diseñados por la casa matriz, etc.

 

10) No siempre la mejor opción es la marca más reconocida

Si bien es cierto que una marca reconocida puede atraer clientela gracias a su posicionamiento, la realidad es que un nombre no lo es todo para conseguir la rentabilidad del negocio.  Hay muchos factores por tomar en cuenta, como las horas de trabajo, el número de empleados necesarios, la ubicación del negocio, entre otros.

 

¿Te interesa recibir asesoría especializada sobre las franquicias? Contacta entonces a nuestros asesores y conoce todo lo que Globofran puede hacer por ti.



Deja un comentario